Actividades y docentes

Docentes:

Sara Guirado:

FinDeCurso2016_695Los años que lleva Sara dedicada a la enseñanza de la danza del vientre se hacen patentes en sus clases, ya que conoce las limitaciones con las que las alumnas se suelen encontrar y sabe cómo poner fin a ellas. Todo el mundo puede bailar y se baila desde tiempos inmemorables.

Las clases comienzan con un calentamiento general, realizando también ejercicios de elasticidad con métodos de creación propia. A continuación se enseña la técnica correcta de cada movimiento. Se emplean instrumentos de percusión en vivo para que las alumnas conozcan los sonidos y los ritmos. Este trabajo minucioso y pormenorizado se complementa con un momento posterior en el que las coreografías permiten enlazar estos movimientos con gracia y armonía natural.

Para no desatender el componente lúdico y de divertimento que la danza necesariamente requiere, se realizan ejercicios de improvisación con percusiones y un cuidado trabajo de estilización de los movimientos de brazos y manos. Para finalizar luego con un buen e imprescindible estiramiento. Según el nivel del grupo, se va introduciendo elementos de fantasía, se van identificando los ritmos y aprendiendo los pasos a ellos asociados. El propósito de las clases es claro. Se busca el disfrute de la danza desde el espíritu y desde la preparación física, sin descuidar ninguno de estos dos aspectos.

Ana Zaragoza:

IMG-20160705-WA0018

Entrenadora de gimnasia rítmica y danza acrobática desde los 17 años y bailarina con formación en Ballet, Jazz, Contemporáneo, Funky y Hip Hop. Combina su formación artística con la carrera de magisterio y actualmente se dedica a realizar espectáculos y producciones musicales.

Es la profesora de todas las actividades de los peques de la escuela. Por ello pueden cambiar de actividad si les interesa mas sin perder el contacto con la profesora. En todas las actividades Ana realiza además de las coreografías y enseñanza de la danza en cuestión, un calentamiento previo con el que consigue preparar el cuerpo y con el que consigue flexibilidad, elasticidad y fuerza.

 

Raquél Portolés

Diplomada en Magisterio inicia su camino en la danza a la edad de 4 años con la modalidad de ballet, disciplina que practica durante años completando hasta el 3er curso de la carrera profesional en danza clásica. Su pasión por la danza hace que también llegue a practicar otras danzas como la española y moderna. En 2007 descubre la danza oriental y desde entonces no ha dejado de practicarla y de formarse tanto con maestros nacionales como internacionales, obteniendo el diploma acreditativo como profesora de Danza Oriental. Le apasiona la enseñanza y el poder compartir con sus alumnas todos sus conocimientos y disfruta viéndolas evolucionar clase tras clase.

Sandrine Roggeman:

Comienza su andanza en el mundo del baile a los 12 años en Bruselas, Bélgica. Desde su más tierna infancia se desenvuelve con libertad sobre el escenario, sin suponer éste ningún tipo de impedimento, contrariamente, se convertirá en el precursor del desarrollo de sus inquietudes artísticas. El abanico de bailes existentes le conceden una primera toma de contacto con el “Jazz dance”, “Salsa”, “hip hop”…e incluso otros tipos de lenguaje o comunicación corporal como el “Yoga”. La dilatada experiencia le permite, a su vez, desarrollar aptitudes, ganar soltura y perfeccionar la técnica.

En un continuo afán de búsqueda y conocimiento se produce el encuentro con la Danza Oriental lo que de inmediato supone una nueva herramienta con la que poder expresar y disfrutar. Corre el año 2012 y está a punto de cambiar de País. Es en España dónde termina por enamorarse de esta Danza. El tiempo y la dedicación combinados con el esfuerzo y la pasión dan lugar a un cambio sustancial y lógico. Después de un amplio repertorio de espectáculos, la afición deja paso a la profesionalización y a la impartición de clases de Danza Oriental.

Noemí Fernández:

Noemí Fernández, se ha formado en numeros estilos, interesada además de en las danzas en la cultura asociadas a ellas, por ello ha recorrido diferentes paises involucrandose en proyectos relacionados con la cultura. Su principal formación ha sido en danzas indias, tahitianas y danza oriental. Su carisma y energía con el público la lleva no sólo a trabajar como bailarina profesinal en diferentes eventos sino que también a trabajar como profesora de danza oriental y de la especialidad de la escuela Orient Fitness siendo seleccionada por Sara como la mejor representate de esta nueva modalidad.

Carmen Candel:

Carmen Candel (Coco), monitora de yoga por Apta vital sport, forma parte de la compañía de baile Twerk Up como bailarina con sede en Gandía desde el 2017. De manera paralela ha desarrollado su pasión por la danza tahitiana durante los dos años anteriores de la mano de profesores tanto nacionales como internacionales. Es en 2017 cuando Carmen entra a formar parte de la familia Ia Ora Tahiti España, bajo la dirección de Yunick Vaimatapako y coordinando el área de Valencia y formando parte de un elenco de escuelas y bailarinas repartidas por toda España (Ibiza, Madrid, Galicia, Murcia, Valladolid) y Francia (Bajo la dirección de Melina Wamytam).

Maggie de Diego:

Maggie de Diego es bailarina, profesora y coreógrafa de danza oriental y tribal fusion. Comienza su viaje con la danza oriental en el 2006, convirtiendose en su mayor pasión.
SE forma en estilos como el Baladi, Saiidi, Dabke, Ghawazee, Flamenco oriental, Kathak, Danza africana, etc…
En el 2009 comienza a formar parte de diferentes ballets y comienza su desarrollo como bailarina profesional.
Descubre el Tribal Fusion y se forma con Idhun, Violet Scrap, Anasma, Lamia Barbara, etc, y en el 2012 comienza su andadura como profesora de danza Tribal Fusion.

 

ACTIVIDADES:

Danza del Vientre:

La Danza Oriental es una de las danzas más antiguas del mundo, que combina elementos de diferentes países del Medio Oriente. Distintos folclores y danzas sagradas han vertido en ella y han consolidado una danza que se mueve entre muy diferentes registros y que actualmente recoge diferentes elementos visuales, como sables, abanicos, velos y bastones.

A nivel físico proporciona elasticidad, agilidad mental y refuerza la musculatura de todo el cuerpo.  La espalda se tonifica y cambia la postura corporal. Ginecologicamente está muy recomendada por el gran trabajo en la zona del suelo pélvico. A nivel emocional son múltiples los beneficios, unos ejemplos son la segregación de serotonina (la hormona responsable del estado de ánimo) producida por el mismo ejercicio físico, el desarrollo positivo de la autoestima, reducción de stress, los cambios suelen ser rápidos y muy evidentes.

Orient Fitness:

Se utilizan los movimientos de danza oriental de una forma mas intensa y con variaciones que producen un aumento del buen estado físico y de la coordinación. Es una variedad creada por Sara que ha tenido mucho éxito entre las alumnas. Las músicas suelen ser canciones con bases percusivas y se realizan ejercicios utilizados en danza del sable y bastón. Se trabaja todo el cuerpo y se obtienen un rápido resultado de la mejoría física. Sirve de preparción para alcanzar un mayor rendimiento en las danzas coreografiadas.

Danza tribal fusión:

Tribal fusión, nace en los EEUU. Engloba elementos étnicos de diferentes culturas de Oriente medio, Asia y Mediterráneo, siendo evidente la presencia de disciplinas como yoga, flamenco, danzas hindús, contemporáneas o danzas urbanas. Con una depurada técnica, increíble virtuosismo y el enriquecimiento a través de formas contemporáneas, y tradicionales, crece día a día según la creatividad de los bailarines. Se danza principalmente con música electrónica.

A nivel físico ayuda a reafirmar la musculatura y ganar flexibilidad, gracias a su combinación de movimientos dinámicos con otros más fluidos. Beneficia el sistema digestivo y fortalece abdominales y suelo pélvico, al trabajar el centro, en especial en los movimientos ondulados. Libera las tensiones de la región pélvica y sacro- lumbar.

A nivel emocional ayuda a desbloquear tensiones y cultiva la autoestima , se puede practicar a cualquier edad, aunque especialmente importantes son los beneficios en mujeres que han sido madres o aquellas que necesitan trabajar el suelo pélvico y liberar tensiones.

Danzas tahitianas:

Las antiguas civilizaciones de Tahití no tenían lenguaje escrito, por lo que se cree que ya usaban la danza para transmitir su historia y cultura. Todos bailaban, hombres y mujeres, hasta que llegaron a la isla los primeros colonos británicos. Los misioneros vieron estas danzas como algo pecaminoso por sus movimientos y escaso vestuario, así que no dudaron en prohibirlas.
Pero como se ama a la danza con tanta facilidad, el Ori Tahiti sobrevivió, y a día de hoy ha recuperado totalmente la importancia que se merece.

ESTILOS MÁS IMPORTANTES DENTRO DE LA DANZA TAHITIANA:

  • APARIMA: La Aparima es una narración bailada en la cual el movimiento de las manos juega un gran papel porque interpreta la historia cantada que en general, trata sobre temas de la vida cotidiana. Es una danza expresiva de ritmos suaves. La palabra aparima proviene de ´apa (beso) y rima (manos).
  • OTE´A: Es la danza más exclusiva de Tahití. La Ote´a era una danza en principio reservada a los hombres, aunque hoy en día la bailan tanto hombres como mujeres. De carácter guerrero, la Ote´a se caracteriza por un movimiento de caderas rápido, con acompañamiento de percusión.

 

Actividades PEQUES

Danza acrobática:

La danza acrobática es un estilo de baile que combina la técnica de la danza clásica con elementos acrobáticos. Se define por su carácter deportivo, su coreografía única, que combina a la perfección la danza y la acrobacia, y su uso de la acrobacia en un contexto de baile.

Funky:

Funk es un género musical, muy popular durante los años 1970, que apareció en los primeros años 60 en el ambiente de las comunidades afroamericanas e hispanas de Estados Unidos. Nacido como una evolución de algunos elementos del Soul y el Jazz anteriores aderezados por influencias latinas, el funk se consolidó como un estilo propio y marcó el camino de la música bailable de ahí en adelante. Ideal para ganar coordinación, equilibro y ritmo musical.

Gimnasia rítmica:

La gimnasia rítmica es una disciplina deportiva que combina elementos de ballet, gimnasia y danza, así como el uso de diversos aparatos como la cuerda, el aro, la pelota, las mazas y la cinta.

Ballet:

El Ballet, también conocido como danza clásica, es una danza escénica estilizada que normalmente desarrolla un argumento. Se necesitará acompañar al mismo de un entretenimiento que le haga ganar en flexibilidad muscular, coordinación muscular y ritmo musical. Por tanto, lo ideal es empezar a practicarlo desde pequeño ya que los niños internalizan y automatizan movimientos con una mayor facilidad respecto de los adultos.